Felicidad y liderazgo ¿Realidad o ilusión?

Concepto abstracto, casi inalcanzable por momentos. A veces se vuelve real, concreto, a través de alguna acción o hecho, pero rápidamente desaparece. Sin embargo tanto en la vida cotidiana como en la vida laboral este “bienestar” es buscado o esperado en forma permanente, por cada uno de los integrantes de la organización. Recientemente las investigaciones comenzaron a hacer foco en este concepto, ya que si bien fue siempre considerado un tema externo a ella, ahora se sabe que tiene una incidencia directa en la relaciones entre los equipos; entre las personas y su nivel de conducción y por ende en el logro de una efectiva productividad. Los seres humanos tendemos a adaptar o a graduar nuestro nivel de felicidad o bienestar a las circunstancias que se presentan. Esta adaptación es más rápida en el medio interno que hacia el entorno externo. Si bien, pocas veces nos preguntamos cuál es realmente nuestro nivel de felicidad o bienestar, y se haga difícil determinarlo o explicarlo, sí lo percibimos y de ahí que se generen ambientes amigables o tóxicos.Al reflexionar poco sobre nosotros mismos en el ambiente laboral, no sabemos cuál es verdaderamente la regulación emocional o adaptación social que poseemos. No identificamos concretamente cuál es el grado de soporte emocional con el que contamos. Esto lleva a que no logremos modificar nuestras debilidades y que no podamos reformular las circunstancias que impiden tener un bienestar laboral óptimo La inteligencia emocional, que cada vez más se aplica y analiza en las instituciones, tiene una conexión directa con la felicidad. Hay estudios científicos, inclusive en el campo de la economía, que logran variables medibles en este aspecto. El 40% del bienestar, en las sociedades modernas, podemos determinarlo a través de acciones propias de las personas dentro de las Organizaciones. Por eso es importante trabajar en las fortalezas y debilidades de los equipos; de los cuadros de conducción y de la relación entre ambos. Está en el fortalecimiento de los mismos, un mejor manejo de las emociones. Actualmente, también la psicología contemporánea dio su aporte eliminando el mito frecuente de considerar que el disfrute no podía pertenecer al campo laboral. Existen diversos estudios dando una mayor profundidad al vínculo trabajo-bienestar. Es en este puente en el que se generan permanentemente tanto aportes positivos como negativos para el quehacer diario. Dentro del nivel de conducción, el tipo de liderazgo que se ejerza puede determinar e influir en el logro de una experiencia positiva o no para todo el ámbito laboral. Son los líderes los que provocan emociones positivas o negativas, en mayor o menor medida, de acuerdo a sus acciones con sus colaboradores. Todo confluye en un verdadero ecosistema emocional, donde cada eslabón tiene su impacto en el otro, formando una cadena de percepciones que producen y delinean el invernáculo emocional dentro de un sector o de toda la organización. El trabajo debería enfocarse a producir felicidad socio-emocional para sus integrantes y responsables, algo tan simple y poderoso, pero que aún no es una práctica habitual. El líder tiene la última palabra.<

0 pensamientos en “Felicidad y liderazgo ¿Realidad o ilusión?”

  1. Muy claro.En la actualidad vemos como las emociones juegan un papel relevante en todas las areas de la vida y obviamente no escapan al ámbito laboral y en particular a los líderes. En la medida que éstos se conecten con ellas y que obviamente se hagan cargo podrán crear un clima laboral saludable y de bienestar o no.. Por otra parte el líder, al ejercer su autoconocimiento podrá llegar al equipo con más facilidad. Un proverbio oriental dice:” Porque me conozco, te conozco.”

    1. Un gran aporte la breve y profunda frase del proverbio oriental. Por este concepto se hace muy dificultoso, si no se tiene conciencia de ello especialmente en los que ejercen el liderazgo, un manejo equilibrado de las emociones en el ámbito laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *